Testimonios VIVE

Programas como VIVE Costa Rica han cambiado la vida de millones de personas alrededor del mundo. Varios costarricenses te cuentan su experiencia liberadora:


laura testimonio

Laura, 40, Biología tropical

"Quiero contarles que este entrenamiento transformó mi vida. Fue  un volver a nacer, donde  pude encontrarme y valorarme. He decidido vivir cada día como si fuera mi último día de vida. Descubrí que los milagros existen y se dan todos los días a todas horas, y que la vida fluye de acuerdo a nuestra actitud ante todos los eventos. Puedo decirles que mejoró mi economía, estabilidad laboral, relaciones familiares y lo principal mi salud. Ahora se que amándome primero, puedo amar a toda la humanidad."


melissa testimonio

Melissa 37, Recursos Humanos

"Este entrenamiento marcó un nuevo rumbo en mi vida, sin siquiera la posibilidad de dar marcha atrás. Ha sido clave para salirme del paradigma mental en el que estaba, donde sentía que había algo más de lo que estaba percibiendo, pero no sabía qué ni cómo encaminarme. El entrenamiento me dio mi primer sistema de pensamiento práctico y efectivo, para darme cuenta primero y con el apoyo de las herramientas del entrenamiento y una comunidad de personas practicando lo mismo, poder irme saliendo del reactivo automático que me mantenía limitada con miedo e insatisfacción. El entrenamiento, que lo llevé en el sur de la Florida, fue el inicio de la apertura de mi mente para la expansión y el camino de despertar que estoy experimentando en este momento. Con unos años de estar practicando desenredar mi mente del pasado, se abre el entrenamiento en español, y un año más tarde, mi núcleo familiar completo, más primos, tíos, sobrinos, ya lo han llevado y son los que lo están trayendo al país. Las posibilidades que esto ha abierto es una comunicación responsable, clara, amorosa y dirigida hacia el apoyo, el continuar observando patrones de pensamiento que no funcionan, para poder elegir distinto, el perdón y la unión, regalos inmensurables. Con esto se han ido cayendo las barreras en la percepción, hasta ir progresivamente despejando lo que naturalmente mora en mi y estoy segura en todos: la paz y el amor."


nathalie testimonio

Nathalie, 43, Homeópata y Terapeuta floral

"En Julio del 2018 mis tíos me invitaron a un entrenamiento “transformacional” en Florida. Media escéptica acepté, aprovechando para pasear, ir de shopping y de paso aprovechar que iban otros miembros de la familia lo cuál me pareció divertido... lo que nunca me imaginé es que sería el evento que transformaría mi vida, que le daría un nuevo sentido y un nuevo rumbo. Lo que he vivenciado desde entonces ha sido gratitud, transformación, amor, plenitud, libertad, compasión, autenticidad y conexión.

Las herramientas que adquirí en el entrenamiento me han permitido responsabilizarme de mi vida, permitiéndome hacer los cambios que necesitaba para salir de mi zona de confort y alcanzar mis metas. Pero lo que más me ha tocado es la manera con la que me veo a mí y a los demás, el amor que hay en nosotros y a nuestro alrededor es algo que no lograba ver por estar en mi cajita de creencias y juicios... hoy veo las infinitas posibilidades y bendiciones que tenemos como seres vivos! Mi nuevo propósito es compartir esta experiencia con los demás"


cris testimonio

Cristina, 36, Empresaria

"Para mi, el entrenamiento que hoy está a tu alcance en Costa Rica, ha sido un camino que marca un antes y un después en mi vida. Antes del entrenamiento era empleada, y mis metas eran convencionales (por darles una denominación) - se ajustaban a mi zona de confort... hoy soy copropietaria de una Fábrica de Tamales y Quimbolitos @fabricaRIQUISIMOS, y me dedico a subir montañas en mi amado Ecuador. Ser una lider comprometida, humilde y generosa me ha llevado a alcanzar mis sueños de ser propietaria de mi propia empresa, generar recursos y tranquilidad para mi familia, disponer del tiempo para conectarme con la naturaleza y sentirme una compañía positiva para mis seres amados. Es un camino de dedicación y entrega, que sin duda LO VALGO. Ven y descubre tú también, de que eres capaz de lograr!"


Marco, 70, Ingeniero mecánico e industrial

"Nunca olvidaré el año 2018, cambió mi vida después de este entrenamiento, vivo una paz interior que nunca había experimentado antes y gran parte de mis seres queridos también han transformado y potenciado sus vidas a otro nivel. Que esperas vos para recibir este regalo?"

 


Rolando, 66, Ingeniero Civil, Académico

 "Un familiar cercano me invitó a llevar en el exterior un entrenamiento como el de VIVE. Confieso que fui incentivado por el viaje que planeamos realizar luego del evento. Estaba decidido a dejar la actividad ante cualquier indicio de mensaje religioso, político, ideológico o de culto, o si lo percibía como un simple negocio sin contenido. Si bien en general he tenido una vida tranquila, siempre he sido un convencido de que, por razones internas que en general desconocemos, nunca llegamos a desarrollar a plenitud nuestro potencial personal. En esta tesitura cifré mis esperanzas y terminé dándole el derecho a la duda al entrenamiento. Y terminé matriculando las partes 2 y 3. Es impactante vivenciar el cambio personal positivo y sostenido que provoca el entrenamiento. Es un fantástico y solidario viaje hacia el interior de nuestro ser, personal y grupal a la vez, que nos permite descubrir todas aquellas ataduras asentadas en nuestro pasado que ocultan la riqueza de nuestra naturaleza humana originaria. Y esto no es poca cosa, impacta y potencia todas las áreas de nuestras vidas: familiar, social, profesional, afectiva, emocional. Esta sensación liberadora de plenitud irradia naturalmente hacia todos aquellos que nos rodean, configurando un entorno de amor y felicidad. No importa cuál sea su oficio, cómo haya sido su vida o cuáles son sus problemas, este entrenamiento le va a ayudar a descubrir ese potencial oculto interno, esa riqueza personal que usted quizás nunca creyó tener.."

 


Sebastián, 33, Comunicador y Académico

Soy académico y activista social. Luego de muchos años de lucha había llegado al punto en que había logrado muchas cosas, pero también había aceptado que mi rol llegaba hasta un cierto punto, lo demás era casi inamovible. Que cosas más grandes no eran par mí. Cuando mi familia me invitó a hacer el Entrenamiento Transformacional en Estados Unidos, me mostré profundamente escéptico. Al final acepté ir, pero con la advertencia de que si eso era un “culto raro” o algo religioso me pararía del entrenamiento y me iría inmediatamente. Eso no ocurrió. ¡El impacto fue profundo! ¡Mis emociones y la historia de mi vida se me mostraron en mi mente como nunca! Logré explorar facetas de mi yo que nunca había imaginado. Regresé como una persona segura de mí misma, habiendo superado años de bullying desde la escuela y siendo capaz de lograr aquello que soñaba. Hoy estoy logrando finalmente cambiar cosas, sin la limitante de creer que no puedo. He logrado superar mis propias barreras ideológicas y políticas, autoimpuestas, para hacer la diferencia. He logrado ser fuente de transformación y mis relaciones personales han mejorado mucho. He dejado de desgastarme en ira y frustraciones innecesarias. Es claro que el entrenamiento como tal no es “milagroso”, es 100% dependiente del provecho que uno le saca y cómo usa las herramientas aprendidas. Lo que sí hace el entrenamiento, es permitirnos buscar en nuestro interior y descubrir lo que no sabíamos que éramos capaces de hacer. No es tampoco un entrenamiento que te va a dar conocimiento de todo. Para eso está la universidad y la vida, pero va a permitir que todo eso que sabemos y que no hemos aprovechado salga a flote. Muchas de nuestras limitantes están en nuestras emociones, en nuestros mecanismos para interpretar el mundo y ¡ese es el reto por superar! ¡A salir de nuestra caja que hay mucho por descubrir y hacer allá afuera!


Lorena, 64, Empresaria

 "Mi experiencia al haber recibido éste entrenamiento es que vivía apegada a mis creencias del pasado, al sentirme libre de esas ataduras, aprendí a ser amorosa, compasiva y confiada no sólo con mi familia y amigos, también con todas las personas con las que interactúo en mi diario vivir."

 


Alejandro , 38, Ingeniero en programación, Agricultura orgánica, Construcción natural

 "Este entrenamiento llego en un momento clave de mi vida, sentía que no tenía propósito y aunque todo mi entorno  estaba bien sabía que algo hacia falta. Desde hace algún tiempo estaba convencido de que mi rutina diaria no me llenaba el ser y por más que absorbiera información que me pudiera ayudar a crecer como persona no contaba con un espacio apropiado para practicarlo ni con una comunidad que hablara el mismo lenguaje. Esto es lo que se crea en en el entrenamiento, una comunidad donde estamos alineados con ser libres y auténticos! " 


Alvaro, 52, Estilista y maquillador internacional

La experiencia vivida en un programa como VIVE ha hecho un cambio en mi vida personal en todos los niveles, hoy me siento un hombre pleno y confiado. REDESCUBRÍ todas aquellas capacidades emocionales, laborales, espirituales y de liderazgo que había olvidado poseer. Hoy me siento feliz y realizado y quiero compartir este sentir con todos los que conozco, se el regalo que es hacer un entrenamiento de este tipo, VIVE transformo mi vida e invito a todos a transformar la suya!


efren testimonio

Efrén, 42 años, Licenciado en Administración de Negocios, Asesor Profesional de Ventas

Siempre me he resistido mucho a los cambios, y cuando llegó la invitación a este entrenamiento no fue la excepción, al final fui muy poco convencido y por ver de qué se trataba. Hoy puedo decir que esto a hecho un click tan profundo en mi vida, ya que después de haberme convertido con el pasar de los años en una persona negativa y gruñona, he vuelto a vivir, y a ver la vida con otra perspectiva, hoy mi motivo para vivir es más importante, mi entorno y las personas con las que me relaciono a diario son las mismas, pero mi manera de interpretar y ver a los demás es diferente, es positivo, tranquilo lleno de paz. He encontrado personas de diferentes lugares con diferentes personalidades que han llevado este entrenamiento y lo más grandioso es que estamos en una misma sintonía, donde nuestro idioma es el mismo y a ese idioma lo llamo felicidad. Te invito a que no pierdas más tu vida, te invito a que vengas a Vivir como lo estoy haciendo YO!!


¿Ya te decidiste? ¡Matriculate en VIVE!